Volvemos abrir este espacio para nuestros niños y niñas. Un espacio para crear, sentir, jugar, ser, vivir lo que son, desde el respeto y el amor por uno mismo, aprendiendo sentir cada emoción, experiencia, sueño… de forma positiva.

No venimos a hacer, venimos a sentir y divertirse desde la libertad y el corazón.